Vall del Pop con Levante Motor

Mayo 2023 - 2 minutos

Abandonamos la autopista con un consumo de 4,9 l/100 km, y poco antes de llegar a Benissa por la N-332, engranamos la marcha ´B´ con la que se recupera más rápidamente la energía en las retenciones y en las frenadas para llegar a la población con las baterías totalmente cargadas. Así callejeamos por las principales arterias de poblaciones tan tranquilas y acogedoras como Benissa sin el molesto ruido del motor de combustión.

Con esta agradable sensación cogemos la CV-745 camino de Senija. Llegamos hasta Senija sin subir los 4,7 l/100 km que habíamos logrado reducir en Benissa. Con el mismo tipo de conducción visitamos las localidades de Llíber y Xaló sin abandonar la CV-745. Empalmamos con la CV-750 para seguir nuestro recorrido por Alcalalí. En este precioso pueblo nos encontramos con una finca de olivos en cuyo interior se localiza el Castell de la Solana . Una casa con las comodidades de un gran hotel y con todos los detalles que se desea encontrar en una escapada de vacaciones.

Seguimos nuestra ruta y retomamos fuerzas en Parcent disfrutando de su gastronomía, gracias al Hotel Restaurante Casa Julia con una selección de platos tradicionales con productos frescos de mercado, algunos de la propia huerta. Su plato estrella, el tradicional arroz al horno.

Ponemos rumbo al Coll de Rates, donde pondremos a prueba la eficiencia del Prius en un exigente puerto de montaña.

Pusimos fin a la ruta ya en Valencia con un consumo de 4,9 L/100 km, una cifra más que destacable para una jornada en la que subimos puertos de montaña, visitamos hasta diez localidades y recorrimos casi 350 kilómetros con el placer y la paz que sólo te puede brindar un coche híbrido

Suscríbete a nuestra newsletter
Introduce tu email y se el primero en enterarte de todas nuestras ofertas