info@tempsdeinterior.com

En Temps apostamos por el interior de la Comunitat Valenciana, lleno de contrastes y siempre sorprendente. Plagado de pueblos con encanto que conservan antiguas tradiciones heredadas que invitan a ser descubiertas dando largos paseos. Os trasladamos hasta Orba, pequeña localidad alicantina abrazada por montañas y valles desde donde poder divisar el mar Mediterráneo.

Aquí, un pequeño hotel rural nacido de un proyecto de años de dedicación, aguarda a los visitantes que buscan la tranquilidad de la que gozan los pequeños municipios. De cuidado diseño, Mardenit ofrece experiencias y todas las comodidades necesarias para una estancia perfecta. Sus cinco habitaciones, con nomenclaturas inspiradas en espacios naturales, se antojan perfectas para el descanso y la desconexión. Una terraza privada en la habitación permite desayunar con vistas a la montaña y una terraza en la parte más alta del hotel concede intimidad para disfrutar de un buen baño en un jacuzzi. De trato cercano y familiar, Mardenit es el alojamiento perfecto para una escapada slow.

Cuidado diseño en todas las estancias Terraza con vistas en la habitación  Habitaciones perfectas para el descanso

 

Orba ofrece multitud de posibilidades para disfrutar de su entorno. Para conocer un poco más sobre esta pequeña localidad basta con recorrer sus calles en busca de su bien conservado patrimonio. Buscar la Font de Dalt, la cual data de 1893 o la Font de Baix, de 1904, dar un salto atrás en el tiempo hasta el S. XVI para admirar la Casa Senyorial, construida en 1770 por los Condes de Oliva, titulares de la Baronía de Orba y cuya estructura aún se conserva o visitar el Museu del Fang (Museo del Barro) en el que conocer la tradición alfarera heredada de los moriscos y que todavía sigue manteniendo. Orba y su pedanía, Orbeta, llegaron a ser el mayor centro de producción de alfarería de la Marina.

Para amantes de la naturaleza, esta pequeña localidad ofrece rutas que les adentran en bosques mediterráneos recorriendo rutas de diferentes niveles de dificultad que culminan en parajes idílicos y vistas que impresionan. Las ruinas de un antiguo castillo del S.XIII confirman la existencia de historias de guerras de posesión y de luchas que se llevaron a cabo en esos caminos. Subir a la cima de sus montañas es regalarse unas vistas a las que ninguna cámara fotográfica hace justicia. Las ruinas del Castellet d’Orba tienen a sus pies la población de Orba, la Serra del Migdia, la Serra de Segaría y la costa del Mediterráneo.

Tras un recorrido por la naturaleza, Temps os recomienda reponer fuerzas en el restaurante del Hotel Casa Julia. A escasos 10 minutos en coche entre verdes montañas y casas bajas, vuestra parada se encuentra en Parcent. A la entrada de este hotel – restaurante, de cuidada decoración modernista, dos grandes palmeras abrirán paso a vuestra llegada. A vuestra entrada al salón podréis apreciar los clásicos muebles que conforman rincones llenos de historia. Aquí, os recomendamos dejaros llevar por las recomendaciones de la familia Reig – Llobell, de popular fama ante los fogones en los que se elaboran arroces, postres y muchos productos típicos de la zona, de la forma más tradicional. Lo notaréis en cada bocado, en cada sorbo y en cada expresión en la mesa.

Dos grandes palmeras moran la entrada Rincones llenos de historia Cuidada decoración modernista

 

Una escapada para vivir, disfrutar con tiempo, sin prisas, olvidarse de todo estrés y, sobre todo, deleitarse con las propuestas que Temps ofrece, recorriendo la Comunitat de una manera totalmente diferente, donde poder apreciar los detalles, la calidad de servicio, la oferta gastronómica y la cercanía de los empresarios que aman su trabajo y cuidan sus proyectos. 

Ya que el tiempo es la cosa más valiosa que una persona puede gastar, vuestro tiempo es Temps.